Tortino Al Pesto Con Verdurine Primaverli

GiovannasKitchen_quiche_15

Una de las señales más bonitas de la llegada de la primavera es la cantidad de verduras en las paradas de los mercados o en las fruterías. Iros de excursión a la Boqueria, mi mercado barcelonés preferido, pronto por la mañana, entre 8 y 9, cuando aún las legiones de turistas no lo tienen asaltado. Es un momento de paz maravilloso. Un momento para pararse, mirar y disfrutar. No lo hago a menudo, me refiero al pararme y disfrutar, pero cuando consigo desconectar y estar presente, con todos los sentidos despiertos, es como estar delante de un cuadro maravilloso. Y ahora que es primavera, este cuadro tiene unos colores vivos, frescos, brillantes y a la vez tiernos y delicados. Con la luz del primer sol, el ruido de fondo de los trabajadores y de los primeros compradores, que suelen ser personas mayores en las que merece la pena fijarse, el espectáculo llena todos los sentidos.

Porque bajar corriendo como poseída, subida a mi Vespa, calle Balmes hacia abajo( tiene los semáforos sincronizados y se llega en un momento), con el carro entre mis piernas?

Porque la vida esta hecha de estas maravillosas pequeñas emociones.

Pero como no de sólo espíritu vive el hombre, y yo mucho menos, además de mirar, lo mejor es llevarse a casa estas sensaciones, verduras, frutas, colores… limpiarlas, cocinarlas, sazonarlas y finalmente comerlas!

Cuando pensé por primera vez en esta tarta salada, me habían pedido unas recetas para la pagina web italiana de la marca Star. Algo de primavera, fresco me dijeron. Porque no crear un pequeño jardín de verduras primaverales en una tarta? Aquí está el resultado después de unas cuantas pruebas mas o menos desastrosas.

Es una tarta sencilla, la única parte complicada es hacer el hojaldre. Si queréis que os diga que el resultado es el mismo comprando una masa ya hecha en el súper…….no os lo voy a decir. El hojaldre hecho en casa es…..se me esta haciendo la boca agua…. El del súper sirve para salir del paso. Pero sirve.  

La variedad de verduras que se ponen encima de la tarta obviamente también complica más o menos la preparación. Si decidís poner un par de tipos de verduras será más sencilla, con muchos más como la que os presento tardaréis más tiempo, pero será más buena y más bonita. Es fundamental entretenerse en escaldar todas las verduras por separado. De esta manera mantendrán un color brillante, como si fueran verduritas recién cogidas del campo.

Y ahora la receta, acompañada por las maravillosas fotos de Corina (www.corinalanda.com).

1 Lamina de hojaldre

300 G Calabacines

100 G Guisantes frescos

100 G Habitas frescas

150 G Judía fina

1 Manojo de espárragos

1 Manojo de rabanos

2 Cebollas tiernas

250 G Ricotta

250 G Nata

2 Huevos

PESTO:

30 G Hojas de albahaca

45 G Piñones

60 G Queso parmeasno

100 ML Aceite

6 G Sal

Extended el hojaldre si lo habéis hecho, a un grosor de 4 mm. O simplemente desenrolladlo si se ha comprado, colocadlo en una fuente de horno de 27 cm de diámetro y cocedlo en blanco, hasta que esté totalmente hecho.

GiovannasKitchen_quiche_05

Cortad los calabacines en cubitos, espárragos y judías en trozos pequeños y los rábanos por la mitad. Blanquead por separado todas las verduras, incluido los rábanos aunque pueda parecer raro. Blanquear significa hervir durante un par de minutos (el tiempo depende del tipo de verdura) y enfriar rápidamente en agua con hielo. De esta manera el color de la verdura se mantiene vivo y brillante.

GiovannasKitchen_quiche_09

Saltead brevemente las verduras por separado en una sartén con un poco de aceite. Saladlas y una vez frías añadid tomillo y mejorana. La mejorana es una hierba aromática que se utiliza muchísimo en la cocina italiana, sobre todo en la región de Liguria. Es fresca y muy perfumada. En primavera es fácil de encontrar en los viveros de plantas. Tengo unas cuantas plantitas en el balcón que sobreviven a duras penas a mis podas casi diarias.

GiovannasKitchen_quiche_11

Triturad todos los ingredientes del pesto.

GiovannasKitchen_quiche_03

GiovannasKitchen_quiche_04

Mezclad la ricotta con unas varillas hasta conseguir una crema lisa, añadid la nata, el pesto y por ultimo los dos huevos.

GiovannasKitchen_quiche_07

Verted la crema en la base de hojaldre precocido. Coced a 160-170 grados en horno ventilado durante 25-30 minutos.

GiovannasKitchen_quiche_10

Sacad la tarta del horno, colocad encima las verduritas, siguiendo vuestro gusto personal así la tarta será solo vuestra.

GiovannasKitchen_quiche_13

Volved a ponerla un par de minutos en el horno para que las verduras se calienten un poco. Fuera del horno decoradla con unas hierbas aromáticas frescas.

GiovannasKitchen_quiche_14

Mirad la tarta…¿Verdad que es como tener un trocito del mercado de la Boquería en casa? A comerla, “perché é buonissima”!

 

 

 

Advertisements

Trofie Al Pesto Con Fagiolini e Patate

3 Patatas amarillas pequeñas
300 G Judías verdes finas
1 Diente de ajo
40 G Hojas de Albahaca (1 manojo)
70 G Queso parmesano o medio parmesano y medio pecorino
60 G Piñones
200 Ml Aceite de oliva
400 G Pasta corta tipo Trofie
¿Quien no ha probado en su vida una pasta al pesto? 
El pesto es tan común que no necesita ningún tipo de presentación. Es una salsa sencilla, que suele gustar a todo el mundo, niños incluidos.  Ademas se hace en tan poco tiempo, que esos días que voy de bolido y la sola idea de incluir la preparación de la cena entre todas las infinitas actividades parece un reto inalcanzable, el pesto es la solución de mis problemas! 
Es originario  de la region de Liguria, esa lengua de tierra tan bonita que nos ha regalado muchas recetas internacionalmente conocidas de la cocina italiana. ¡Baste pensar en la focaccia!! 
En su receta autentica se hace con mortero.  Si tenéis ganas y paciencia provadlo,  el resultado será buenisimo. Ademas la ventaja de usar mortero es que la albahaca no se oxida tanto como cuando entra en contacto con lamas metálicas, por lo tanto el color verde del pesto se mantendrá mucho mas vivo. En la receta de abajo, os explicaré un pequeño truco para que, a pesar de usar un minipimer o algo parecido, el color se mantenga brillante. Y si no queréis arriesgaros y deseáis un color verde aun mas intenso, siempre tenéis la opción de escaldar las hojas de albahaca, hirviendolas pocos segundos y enfriandolas rápidamente en agua con hielo. ¡ El verde bandera (como se dice en Italia) será asegurado!
La mayoría de las veces no añado las verduras a la salsa, ademas el hecho de ponerelas presupone la inevitable pelea con los niños para que se las coman, pero la versión con patata y judía es mi preferida. Parece ser que originariamente se añadían patatas a la pasta por ser mucho mas baratas que la pasta…. Lo de las judías es un añadido posterior y queda fantasticamente bien.
Volviendo a la receta, harta de que cada vez me saliera un pesto diferente, decidí pesar todos los ingredientes, así mi pesto siempre sale igual… Supongo que son viejos recuerdos de laboratorio, cuando los resultados de un experimento tenían que ser siempre reproducibles…
 
Empecemos con las verduras: cortar las patatas en cubos de 1,5 cm de lado aproximadamente. Partir las judías por la mitad. Hervir las patatas en agua salada durante 5 minutos y enfriarlas en agua con hielo.
Escurrirlas y secarlas con papel de cocina.
 
Hervir las judías en agua salada  hasta que estén tiernas y enfriarlas rápidamente en agua con hielo.
 
 
En el vaso del miniper meter debajo los piñones, luego el parmesano rallado,  el diente de ajo, las hojas de albahaca y el aceite. Poner 10 g de sal gruesa sobre la albahaca, y triturar todo con el minipimer. Si queréis que el color verde se quede brillante, es importante mantener este orden de los ingredientes y que la sal gruesa esté en contacto con las hojas de albahaca, exactamente como se puede ver en la foto de abajo. La sal previene la oxidación de la albahaca.
 
 
Hervir la pasta en abundante agua salada, sacar un poco del agua de cocción de la pasta y diluir con esta la salsa de pesto preparada. Añadir las verduras a la salsa.
 
 
 
Mezclar la pasta con las judías, las patatas y la salsa preparada.
 
 
Añadir si hace falta mas agua de cocción para que la salsa resulte bien cremosa.
 
 
Servir al momento. En la foto de arriba de todo, durante la clase de cocina, acompañamos la pasta con una galletita al sabor de pesto con piñones, ¡ademas de quedar bonita es buenísima!
  • Giovanna Peracchia

  • Las Clases de Giovanna

    En cada clase, prepararemos los platos del menú del día, que podréis degustar al momento. Os enseñaré los trucos y los pequeños detalles, que hacen que el plato resulte realmente especial. Sorprenderéis y haréis felices a vuestra familia y amigos!

    Ese día no desayunéis… cocinaremos y comeremos juntos.

    Las clases se tendrán en Calle Teodora Lamadrid 31 Barcelona, local a pie de calle
    giovannaperacchia@hotmail.com

  • Recent Posts

  • Categories

  • Pages

  • Un especial agradecimiento a

    Montse Margarit por las fotos usadas en la web y en el blog