Le Tigelle Modenesi

la foto-69

Desde cuando era pequeña, lo que mas me gusta del final de las vacaciones (siempre hay que ver el lado bueno de las cosas) es volver a ver a los amigos de “ciudad”, quedar con ellos, compartir las aventuras vividas, con ese entusiasmo que solo un tiempo de alejamiento puede proporcionar.
Recuerdo llorar desesperadamente al despedirnos en Sardegna de las amigas de Milan  con las que no nos volveríamos a ver hasta el verano siguiente, seguir llorando durante toda la travesía en barco y al día siguiente, al llegar a Parma, la felicidad y la alegría de encontrarse otra vez con los amigos y los compañeros de colegio.
¿Porqué entonces no organizar una buena cena de vuelta con los amigos mas queridos, preparando algo bueno, sencillo, que no agobie demasiado, con el único fin de pasar unas horas agradables en compañía? “Stare insieme, tra amici”, ¡uno de los grandes placeres de la vida!
Os sugiero este plato, fácil, y sobre todo muy divertido. Se llaman tigelle y son una especie de panecillos planos típicos de la zona de Modena en la región de la Emilia Romagna. Basta con preparar los panecillos, acompañarlos con los embutidos y los quesos que mas os gusten, un poco de verdura, salsitas, tomates secos, todo lo que la fantasía os sugiera y luego…. cada invitado se divertirá, rellenándolos a su gusto y capricho. 
Además no hace ni falta preparar el postre, ya que son buenísimos rellenos de nutella o acompañados  con chocolate fundido y fruta.
Cada vez que los hago recuerdo con mucho cariño esas cenas tan entrañables, en las que reíamos a carcajadas del principio al final, en alguna trarttoria  perdida en el campo alrededor de Parma. la foto-47
 
MASA:
500 G Harina
60 G Manteca de cerdo
15 G Levadura
280 G Agua
15 G Sal
 
 
PARA ACOMPAÑAR:
Embutidos variados
Pancetta
Romero
Stracchino
gorgonzola
Verduras asadas
Rucola
Tomatitos
Tomates secos
Nutella

 Amasad harina, manteca, levadura, agua y sal, poned en un cuenco y dejardreposar  la masa por lo menos una hora en la nevera. Extended la masa sobre una superficie ligeramente untada con aceite a medio centímetro de grosor.

IMG_7860
 
Dejad reposar  la masa extendida durante 15 minutos, cubriendola  con un paño húmedo, recortad la masa con un aro “corta pasta” de 7-8 cm de diametro.
 
Coced los panecillos en una sartén caliente untada con manteca de cerdo.
 
la foto-43
 
El acompañamiento típico de las tigelle, consiste en una picada preparada con la pancetta (embutido muy común en Italia), medio diente de ajo y las hojas de una ramita de romero, algo ligerito….pero la cocina de mi zona no brilla precisamente por au bajo nivel calórico.
 
IMG_8027Mantened los panecillos calientes envolviendolos en un trapo (como las tortitas mejicanas) y servidlos con embutidos…IMG_7866

Encuentro que los embutidos italianos, mortadella, salame, speck, culatello etc.. son los mas adecuados ( por cierto la marca Ferrarini tiene una parada estupenda en el Corte Ingles de Diagonal en Barcelona, y Montse, la chica que atiende por las mañanas corta el embutido perfectamente, con el mismo cariño que muchos charcuteros italianos).

Verduras asadas y aliñadas con hierbas aromáticas..

IMG_8040

y quesos variados, como stracchino, gorgonzola, virutas de parmesano etc..
“Melius abundare quam deficere”, y ¡quien me conoce sabe que me encanta “abundare”!
 
IMG_7876
 
¡Un plato alegre y divertido, para una noche llena de “buon umore”!
 
 
Advertisements

Pane e Toscana

IMG_4095
 
Acabo de pasar unos maravillosos días en la Toscana..  En una casa estupenda, rodeada de un paisaje de ensueño! Casa de Teresa, su sueño por fin hecho realidad.  Entre charlas, risas, cocina ( tiene una cocina fantástica, para echar raíces y no salir nunca de ahí), baños en la piscina, lecturas agradables y paseos  matinales , he transcurrido unos días para recordar.  Grazie Teresa!!!!! 
Obviamente, desde mi punto de vista,  no hay viaje como Dios manda sin un pequeño recuerdo gastronómico.
Hablando con los niños de viajes pasados, nos encanta entretenernos recordando ese maravilloso postre, o ese plato fantástico de un pequeño restaurante en un pueblo perdido o ese pan buenísimo o el  mejor desayuno o… Hasta hacemos listas de postres y escogemos el mas bueno del viaje. Hay quien recuerda obras de arte y monumentos y quien recuerda otras cosas…
El recuerdo gastronómico de este viaje…..excepcional!
Estamos en Ghizzano, pequeño pueblo entre las colinas toscanas.  Una mañana entramos con Teresa en la panadería del pueblo. Lo de comprar el pan fue solo un pequeño detalle en realidad estuvimos media hora hablando con la dueña. Cada vez que voy a Italia, me quedo embobada por la amabilidad de la gente (creo que ya lo he repetido infinidad de veces pero insisto en decir que como buena emigrante que soy echo  de menos todo de mi país y todo lo italiano me parece estupendo). Teresa le explicó mi pasión por la comida, por el pan, por la cocina…al final salió el marido, el panadero, que nos invitó a ir una noche, para ver como hacían el pan. No se si lo dijo simplemente por cortesía, pensando que nunca iríamos ( a quien se le ocurre pasarse una noche en vela no para irse de fiesta sino para ir a una panadería…. pero el ignaro no sabía que para mi esto es mejor que cualquier fiesta…).  Le tomamos la palabra y al día siguiente a las 10 30 de la noche nos subimos al Mini de Teresa. Aquí esta Teresa bajando del coche…
 
IMG_4089
 
No se que pensó cuando nos vio llegar, pero  nos recibió con una sonrisa tan agradable y nos acogió con tanta amabilidad que enseguida nos sentimos en casa. “Carlo, il panettiiere, una persona speciale”.  Junto con Carlo estaba la señora Graziana, suegra de Carlo. De hecho la panadería, como nos explicó Carlo, era de los padres de su mujer… La señora Graziana lleva 60 años haciendo pan! 60 años sin dormir de noche!
 
IMG_4094
 
Carlo es un enamorado de su trabajo y como todos los enamorados, comunica su entusiasmo y su pasión  a través de las palabras, de los gestos, de sus ojos y de sus expresiones.
Os voy a enseñar lo que vi esa noche y intentaré transmitiros esas mismas estupendas emociones.
Todo empieza con los sacos de harina y esta enorme maquina, una amasadora a espiral.
 
IMG_4097
 
Dentro de un saco a parte de la harina, hay un poco de la masa de pan del dia anterior. Ayuda a dar mas sabor al pan.

IMG_4105

En la amasadora ponen harina, la masa del día anterior, agua y levadura y empiezan a amasar. Nada de sal porqué, el pan de Toscana no lleva sal,  de hecho lo llaman el “pane sciocco”, adjetivo que significa sin sal, sin sabor (sciocco también se usa para indicar personas tontas, sin cabeza). Me hizo gracia Carlo porqué me dijo que también hacían un amasado con sal para los “extranjeros” que no entendían el pan toscano (y se refería también a los italianos de otras regiones).

IMG_4148

IMG_4147

Cuando la masa ha encordado lo suficiente ( significa que el gluten se ha desarrollado correctamente, dando elasticidad a la masa), la cubeta de la maquina se levanta automáticamente y vuelca la enorme masa  dentro de otra maquina que sirve para dividir la masa grande en trozos pequeños iguales.   Antes lo hacían manualmente pero con estas maquinaría pueden ahorrar muchísimo tiempo.
 
IMG_4092
 
 
Accionan esta segunda maquina y desde abajo empiezan a salir unas bolas de pan. Carlo coge una con la mana,  la sopesa con delicadeza y me dice: “ li prendo in mano come se fossero i mi figlioli; sento come sono, anche se sono piú pesanti di solo 10 grammi” , los cojo en mano como si fueran mis hijos, noto como son, hasta si pesan solo 10 gramos mas de lo que toca. 
 
IMG_4109
 
 
De aquí las bolas de masa pasan por los rulos de otra maquina, que confiere a las bolas una forma mas alargada. Carlo coge los “filoni” y los apoya sobre unos soportes enharinados. Explica que hay que procurar que los panes estén a la distancia correcta, si están demasiado cerca, cuando fermentan pueden tocarse durante la cocción y como dijo Cralo ” il pane baciato non va bane, dove si tocca, cioé  dove si bacia non cuoce bene”, el pan besado no va bien, donde se toca, se besa y no cuece bien. ¡Que bonita la imagen de los panes que se besan!
 
IMG_4128
 
 
Cuando el soporte está lleno, cubren los panes primero con una tela de algodón y luego con un plástico. Parece ser que los de sanidad querían que utilizara solo plástico……
 
IMG_4146
 
 
pero el se negó rotundamente, el plástico lo pone solo encima del algodón.
 
IMG_4126
 
Mientras tanto eran ya las 12 y pico de la noche y la pobre Teresa estaba llegando a saturación. Decidimos irnos, y después de besos y abrazos con Carlo y Graziana  finalmente nos despedimos. En el coche, Teresa que me conoce muy bien, me insinuó de volver… Había dejado los panes a medias y confieso que me sabía muy mal…quería ver los panes salir del horno, olerlos y disfrutar hasta el final de esa noche tan especial. Total, dicho y hecho. Dejé Teresa en casa y volví. Carlo y Graziana estaban felices de volver a verme! Yo  aun mas de verles a ellos. 
 
 
La señora Graziana estaba boleando trozos de masa sobre esta madera de haya.
 
IMG_4113
 
Carlo comentó que los de sanidad también querían que substituyera la madera de haya por acero, pero tampoco lo hizo, alegando que el pan no saldría absolutamente igual si trabajado sobre acero. 
 
IMG_4157
 
 
La señora Graziana, se encarga también de preparar la focaccia y las pizzas. Coge algunas de las bolas, las pasa por una maquina que las estira y coloca las laminas de masa sobre unas bandejas untadas con aceite.
 
IMG_4139 
 
IMG_4136
 
Las unta con abundante aciete, si es focaccia o con tomate para la pizza. Y las deja fermentar una hora antes de pasar al horno.
 
IMG_4144
 
 
Pizzas y focaccias en el carro esperando de entrar en el horno.
 
IMG_4154
 
Carlo mientras tanto sigue con el pan, ayudado por Gabriele un chico rumeno que lo sigue desde hace unos meses.
Con el pan salado para “extranjeros”, prepara unas baguettes:
 
 IMG_4160
 
Primero les da la forma sobre la madera y luego las pone dentro de estos moldes para que mantengan la forma.
 
IMG_4161
 
Y luego en el carro a fermentar.
 
IMG_4167
 
 
En la foto de abajo, el pan listo para la cocción.
 
IMG_4174
 
Levantan los soportes con los panes fermentados y con rapidez y gran hablidad los pasan al horno.
 
IMG_4170
 
Arriesgando la vida de mi i-phone, casi lo quemé, saqué unas cuantas fotos de los panes en el horno.
 
IMG_4175
 
Mientras tanto el laboratorio se iba llenando de los aromas del pan. Que bueno…
 
IMG_4189
 
 
IMG_4184
 
Una hora en el horno y por fin los panes estaban listos. Carlo armado de una pala larguisima, empezó a sacarlos  y a colocarlos en las cestas de plastico. Antes usaba cestas de madera, pero le obligaron a cambiar. Me pregunto el sentido de estas normas de sanidad…
 
IMG_4194
 
Cada cesta es para un cliente, ya que reparten el pan a muchos pueblos cercanos. Es increíble, porque  Carlo sabe de memoria que poner en cada cesta, hasta recuerda quien quiere el pan menos cocido y quien mas. Me explica que a las 5 entra un chico que le ayuda con el reparto del pan, pero que el también reparte cada día, sobre todo le gusta repartir el pan a los campesinos, hablar con ellos, sabe mucho de cultivos, huertos y granos.
¡Habla con tanta emoción que me quedaría horas escuchándole! 
 
IMG_4205
 
Son las tres y media de la mañana, aun les quedan muchos panes para hornear, pero muy a mi pesar decido irme. No el día siguiente sino el otro me toca levantarme a las 4 de la mañana para volver a Barcelona en coche. Son muchas horas  conduciendo y tengo que ser una madre responsable.
Carlo me comenta que duerme solo de 4 de la tarde a 9 de la noche… Yo no tengo el mismo aguante….
Me despido, me dicen que vuelva, que me esperan cuando quiera.  Mejor no lo digan dos veces, ¡me hubiera quedado ahí con ellos encantada! Volviendo a casa en el silencio y la oscuridad de las curvas saboreo esta noche especial.
 
IMG_4095 - Versión 2
 
Un primer plano de Carlo, guardo su mirada limpia y satisfecha como un recuerdo muy valioso.
El no sabe que cualquier día vuelvo…. ¡para robarle un poco mas de entusiasmo!
 

I Panzerotti

IMG_7740

I panzerotti. Una palabra tan simpática solo puede indicar un plato bueno y divertido. Panzerotto, muy importante pronunciar las dos t (las dobles son lo que mas cuesta pronunciar a un “no italiano”), porque panzeroto con una t sola suena completamente distinto.  La palabra debe su origen a “panza”, forma dialectal del sur de Italia, ahora presente en el diccionario italiano, que indica la “pancia”, barriga. De hecho el panzerotto se hincha al freírse, como si fuera una simpática barriguita llena.  ¡Por cierto acabo de buscar en el diccionario español y existe panza!! Y significa barriga. ¿O sea…. igual la panza del sur de Italia debe su origen a la dominación española?
No puedo pensar en el panzerotto sin pensar en Cinzia, gran amiga y compañera de trabajo durante muchos años en Barcelona (ahora está en Milan y la echo mucho de menos….) Ella es de Puglia la región que junto con la Campania (Napoli para entendernos),  ha dado los natales a este “cibo da strada” (street food), tan conocido y tan bueno.
El verano pasado, estuve con ella en Puglia y pude disfrutar de unos auténticos panzerotti, ¡ espectaculares! Ella  también hace unos  realmente deliciosos!
Para hacer un poco de publicidad a mi tierra ( siempre soy tan parca en cumplidos cuando hablo de Italia…) volví fascinada por esta región, un mar estupendo, un paisaje de fabula enmarcado por unos olivos seculares, una gente encantadora y la comida….. No voy a entretenerme en encontrar los adjetivos adecuados para describirla, mejor ejemplos que palabras vacías: burrata (es de ahí), stracciatella, (el relleno de la burrata), mozzarella fior di latte, ricotta fresca, (hubiera comido quilos y quilos de estos quesos), la pasta como orecchiette, cavatelli etc.., las verduras, que maduran al sol caliente del sur, la focaccia pugliese, el pan de Altamura, especialidades como “riso patete e cozze”, “ciceri e tria” y muchísimos mas…
¡Un viaje que merece la pena programar!
 
MASA:
500 G Harina de fuerza
260 G Agua
10 G Levadura 
15 G Sal
60 ML Aceite
 
RELLENO:
250 G Mozzarella
200 G Tomates cherry o cherry de pera
50 G virutas de parmesano
Albahaca
100 G Queso scamorza ahumada
100 G Jamón dulce
1 Calabacín
Tomillo y mejorana

IMG_7737

Cortad la mozzarella en trozos muy pequeños y dejadla escurrir unas horas para que pierda agua y no la suelte luego dentro de la masa. Cortad los tomatitos. Mezclad la mozzarella, los tomates,  unas virutas de parmesano y bastante albahaca troceada.

IMG_7704

Podeís imaginar también rellenos diferentes y no tan clasicos, os sugiero uno: cortad finamente a lo largo un calabacín y pasadlo brevemente por una sartén muy caliente ligeramente untada con aceite. Dejadlo enfriar y cortadlo en trozos. Mezclad el calabacín con el jamón dulce troceado y el queso scamorza  cortado en cubitos (un queso ahumado delicioso).

IMG_7684

Masa: amasad todos los ingredientes o con una amasadora o a mano, hasta conseguir una masa lisa y elástica. Dejad reposar la masa cubierta con un plástico sobre la superficie de trabajo durante 15 minutos. Cortad la masa en trozos de 25 gramos, boleadlos y cubridlos con plástico. Extended las bolitas, apoyad encima una cucharadita de relleno y cerrad bien para que no salga el relleno al momento de freír.

IMG_7718

Freíd los panzerotti en abundante aceite.

IMG_7729

Servidlos bien calientes, aunque os quemeís la lengua es parte del divertimiento de comer los panzerotti. Soplad fuerte!!

IMG_7738

Casi me olvidaba, se pueden rellenar de Nutella…sin comentarios, probadlos!!

IMG_7756 - Versión 2

Siempre digo que estos gustan mucho a los niños…. Supongo que aun no he crecido del todo…..

Rose Di Grissini Per Sant Jordi

IMG_5055

“Vi regalo un mazzo di rose”. Os regalo un ramo de rosas. Un ramo de rosas diferente, para celebrar la que para mi es la mas bonita de las fiestas catalanas: Sant Jordi. 
Os propongo decorar vuestra mesa en el día de Sant Jordi con un enorme ramo de rosas comestibles, hechas de grissini envueltos con verduras queso y embutidos. ¡Estas rosas estarán muy bien recibidas por parte de toda la familia (si hay niños haría algunas sin verduras, dejemos las peleas para otro día…)! Hacer grissini en casa no es para nada complicado, además lo divertido es hacerlos diferentes de los que se puedan comprar en las tiendas, o bien aromatizando la masa con hierbas aromaticas (tomillo, romero, mejorana, oregano, albahaca etc..)  o con especias (curry, cardamomo, cumino, azafrán, sumac, mostaza en polvo, jengibre, nuez moscada etc..) o bien añadiendo semillas, como sésamo, amapola, semillas de girasol o calabaza o también aceitunas, tomates secos, frutos secos y deshidratados….. La fantasía no tiene limites.
Obviamente si no teneis tiempo ni ganas, podéis hacer unas fantasticas rosas comprando unos grissini de buena calidad muy faciles de encontrar en tiendas y supermercados.
 
IMG_5061
 
PARA EL PRIMER AMASADO:
150 G Harina floja
200 G Leche
10 G Levadura
 
Amasad todos los ingredientes con una varilla, y dejad reposar cubierto durante 1 hora aproximadamente.
 
PARA LA MASA:
 
250 G Harina fuerte
80 G Mantequilla fría cortada en cubitos
50 G Creme fraiche
10 G Sal
 
Embutidos italianos variados (Mortadella, Speck, salame, Prosciutto crudo o cotto etc)
Queso parmesano
Queso mascarpone
1 Calabacín
1 Berenjena
1 Zanahoria
 IMG_5064
 
Arenad la harina con la mantequilla y la sal, añadid la creme fraiche y por ultimo el primer amasado. Bolead la masa y ponedla en cuenco untado con aceite. Cubrid con plástico transparente. Pasados 10 minutos, sacad del cuenco, y amasad un poco sobre el mármol. Volved a poner en el cuenco. Repetid esta misma operación cuando hayan pasado otros 10 minutos. Dejad reposar la masa 1 hora. Extended en un rectángulo y cortad unas tiras de 1,5 cm de ancho aproximadamente, estiradlas un poco y apoyadlas sobre una bandeja cubierta con papel de horno.
 
 
IMG_5063
 
Dejad fermentar media hora y coced en el horno a 180 grados los primeros 10 minutos  y a 160 grados 15 minutos mas, sacad del horno y dejad enfriar.
Se pueden hacer grssini con semillas, espolvoreando el rectángulo de masa con semillas de sésamo, amapola o al gusto antes de cortar las tiras.
 
IMG_5057
 
También se puede añadir a la masa unos 60 g de parmesano rallado y hacer unos grissini de parmesano.
 
IMG_5067
 
Para las rosas:
Cortad las verduras en lonchas muy finas y pasadlas por una sartén ligeramente untada con mantequilla. Un minuto por la lado. Retirardlas y aliñadlas con un poco mas de aceite, sal y hierbas aromáticas.
Mezclad 100 g de queso mascarpone con 40 de parmesano y un poco de sal.
Coged una loncha del embutido escogido, untadlo con un velo de la crema, apoyad la lamina de verdura y untad con mas queso.
 
IMG_5041
 
 
Enrolladlo todo alrededor del grissino dándole la forma de rosa.
 
IMG_5059
 
 
Aquí abajo, Tania y Nuria “fumando” sus pipas. Por cierto echadle un hojo al blog de Tania: http://www.taniasthings.com, ¡sacaréis ideas fantasticas!!!
 
IMG_5079
 
Os deseo un Sant Jordi lleno de sonrisas, buenas palabras y rosas, comestibles o no….

Panini Di Semola Di Grano Duro Farciti

la foto-30

 

Hacer pan, desde mi punto de vista, es un acto de amor. Y por muchos motivos… El pan es nuestro alimento base, el que nos nutre profundamente,  materialmente pero también espiritualmente… Cada día compramos pan y comemos pan. Y cuando te lo quitan por razones de régimen, es  una pesadilla. En Italia llamamos “companatico” (con el pan) a todos los demás alimentos. Pero primero va el pan, sin pan no hay “companatico”.  Cerca de casa de mi madre en Parma hay un horno, de los mas conocidos de la ciudad, que lleva ahí muchísimos años. Cuando volvía a casa de madrugada, recuerdo oír los ruidos que provenían del laboratorio. Y al día siguiente el” profumo del pane appena fatto”. Siguen haciéndolo, cada noche empiezan a trabajar a las 3 y no descansan hasta bien entrada la mañana. Conozco a los dos panaderos, dos hermanos, uno mas gordito y el otro mas flaco (aunque con los años ha ganado unos cuantos quilitos) y cuando vuelvo a Parma me encanta verlos y charlar con ellos,  son personas especiales, que trabajan duramente. ¡Pero el pan que comes ahí seguro que no ha estado previamente congelado! ¡Que lujo!!!! ¿No es un acto de amor levantarse cada día a esas horas?
En este horno hacen un pan de sémola de trigo duro espectacular, puedo llegar a comer yo sola un redondo de quilo… Una costra bien crujiente y una miga compacta y suave…..con el perfume mas pronunciado de la sémola…
La receta de abajo es mi versión, y os prometo que todos los gestos y pasos que acompañan el hacer el pan en casa, amasar, bolear, fermentar, cocer, no solo terminarán con llenar la casa de los aromas reconfortantes del pan recién cocido sino de algo mas….
 
 la foto-37
 
 
PARA LA BIGA:
125 G Harina de fuerza
65 G Agua
1,5 G Levadura
 
La noche antes amasar bien los ingredientes, dejar fermentar toda la noche a temperatura ambiente
 
PARA EL PAN:
300 G Harina de trigo duro
170 ML Agua
2,5 G Levadura
8 G Sal
 
 
Amasar la biga con los ingredientes menos la sal durante 1 minuto. Dejar reposar la masa durante 15 minutos. Volver a amasar durante 5 minutos a velocidad fuerte, añadir la sal y amasar 2 minutos mas. Poner la masa en un bol ligeramente untado con aceite y dejar fermentar 1 hora y media. Sacar la masa y ponerla sobre el mármol enharinado cortarla en trozos de 90 g, bolearlos.
 
la foto-48
 
 
Enharinar bien las bolas y cubrir todo con un trapo de cocina. Dejar fermentar una hora y media, practicar un corte a cruz con un cuchillo muy afilado
 
 
la foto-49
 y cocer en el horno ya caliente a 210 grados durante 10 minutos. Bajar la temperatura a 180 grados y cocerlos 25 minutos mas. Dejar enfriar bien.
 
El día de la clase los servimos de una forma divertida. Basta con cortar la parte de arriba del panecillo, vaciarlo un poco y llenarlo con unas verduritas salteadas a fuego fuerte con un chorrito de aciete
 
la foto-40
 
 
unos trocitos de atún cocido a baja temperatura (queda super tierno) y unos cubitos de deliciosa mozzarella.
 
la foto-38
 
 
¡Obviamente no pueden faltar unas hojas de albahaca para perfumar todo!
 
la foto-32
 
la foto-34
 
 
Espero haberos animado a hacer vuestro proprio pan, ¡ademas en nuestro caso no hace ni falta levantarse de madrugada!!

Treccione Di Pan Brioche e Pan Brioche Tradizionale

 

Con esta receta hago una pequeña incursión  en la cocina francesa, creo que bastante justificada ya que en tema dulce los franceses son unos verdaderos maestros. Ademas me parece bueno aprovechar lo mejor de cada cocina , manteniendo como base firme  la cocina italiana. Es divertido modificar las recetas de otros países según mi gusto personal y igual “italianizarlas” un poquito…
El brioche y este en particular, es tan ligero y suave que los 330 g de mantequilla de la receta no se notan para nada!!!! Quizás con el tiempo, si comiéramos brioche a diario la figura lo notaría …. Pero y no es mentira, en las masas, a mas mantequilla suele corresponder mas ligereza. Por lo tanto no tengáis miedo, por una vez es bueno pecar ¡y abundantemente!
En la receta que os propongo abajo, hay 100 gramos de azúcar, el resultado es un brioche ligeramente dulce que personalmente me encanta, pero si lo prefirierais, podéis bajar la cantidad de azúcar hasta los 30 gramos y conseguir un brioche mas “salado”.
La masa del brioche es bastante “entretenida”, aconsejo hacerla con una amasadora,  entonces se trata solo de añadir los ingredientes y esperar con paciencia que las diminutas proteínas de la harina se pongan en orden y se junten a formar las elásticas cadenas de gluten, fundamentales para que el brioche tenga su consistencia tan característica! Como ver cuando pasa esto? Simplemente observando la masa que pasará de romperse muy fácilmente a ser elástica como un chicle. Al final el truco de trabajar con masas fermentadas, es observarlas con cariño y constancia, hasta que lleguen a la textura deseada y es solo cuestión de practica y de tiempo. Pero ahora es época de vacaciones y todos tenemos mas tiempo….. imaginaros la cara de vuestros familiares o amigos si los despertarais con un desayuno calentito: vuestro pan brioche tibio, unas mermeladas caseras, zumos naturales frescos y un delicioso cappuccino! O embutidos, quesos y huevos revueltos para los que prefieran salado, el pan brioche los acompaña fantásticamente bien. Y si sobra algo, aunque lo dudo, al día siguiente podéis preparar un buenísimo croque madame, una especie de biquini con huevo frito encima o un French Toast a la americana! 
La forma de trenza se me ocurrió por el challah , o Jalá como me dijo que se pronuncia Ori, una amiga judía que viene a clases y una de mis alumnas mas fieles… Ella nos comentó que es un pan que se come el viernes y en las festividades judías y que para comerlo no se corta en rebanadas como hacía yo, sino que se coge un cabo de la trenza , se estira y se rompe…..  
El día de la clase hicimos mermelada de naranja y de fresa para acompañar el brioche y en la mesa puse unas ramas de naranjo y una plantita de fresa para decorar….. queda muy bonito y es súper rápido de realizar.
 
 
500 G Harina de fuerza
100 G Azúcar
20 G Levadura
6 Huevos
330 G Mantequilla
8 G Sal
1 Huevo entero y un poco de leche para pintar
Trocear la mantequilla y dejarla a temperatura ambiente media hora antes de empezar.
En el cuenco de la amasadora poner la harina, el azúcar y los huevos, de uno en uno, con el gancho en movimiento. Añadir la levadura y dejar amasar a velocidad media unos 10 minutos, hasta que la textura sea muy lisa y la masa se despegue de la base del bol, envolviendo el gancho de la amsadora, como podéis ver en la foto de abajo.
 
 
 
Añadir la mantequilla poco a poco y seguir amasando otros 10 minutos, hasta que esté bien incorporada. Por ultimo añadir la sal y dejar amasar 5 minutos mas. Conseguiréis una masa muy lisa, suave y súper elástica, gracias al gluten que se habrá formado. 
 
 
 
Poner la masa en un cuenco, cubrirla con plástico y dejarla en la nevera por lo menos tres horas o toda la noche, así la tendréis lista la mañana siguiente. La mantequilla se endurecerá y la masa será mucho mas fácil de trabajar. Sacar la masa de la nevera y darle la forma deseada. Mirad la diferencia entre la masa de arriba, antes del reposo y la de la foto de abajo, después, es mucho mas dura y compacta.
 
 
Para  un molde de plum cake de 25 por 10, bien untado de mantequilla, pesar 8 trozos de masa de unos 100 g aproximadamente y bolearlos sobre la superficie de trabajo, ligeramente espolvoreado de harina,  para esto se pone el trozo de masa debajo de la mano y ejerciendo una cierta presión se mueve la mano en pequeños círculos. Al principio os podrá costar un poco, pero con un poco de practica, ¡saldrán unas bolas perfectas!
 
 
 
En un molde de 20 por 8, poner 8 bolas de 60 g aproximadamente.
Cubrir con papel de plástico y dejar fermentar unas dos horas aproximadamente a temperatura ambiente; en verano, cuando hace mucho calor, quizás baste menos tiempo.
Pintar la superficie  del broche con el huevo entero batido con tres cucharadas de leche.
 
 
 
Cocer en horno ventilado previamente calentado a 180 grados durante 1o minutos, luego bajar a 160 y cocer 15 minutos mas.
 
Para la trenza, cogí 4 trozos de masa de 100 gramos y los boleé como explicado arriba. Luego, con las dos manos, sobre el mármol enharinado, fui estirando las bolas hasta conseguir unas tiras largas, que junté de un lado.
 
 
 
Luego empieza la parte divertida, o no….. Si lo vierais muy complicado, podéis hacer la típica trenza de tres cabos, el resultado será igualmente muy bonito!
 
Pasad el cabo de arriba de todo por debajo del 2 y 3. Foto de abajo.
 
 
Luego el cabo 4 debajo de los dos del medio. Foto de abajo.
 
 
Luego el segundo desde arriba por encima del tercero
 
 
 
Otra vez, el de arriba de todo debajo del segundo y tercero, foto de abajo.
 
 
 
Luego el tercer cabo por arriba del segundo.
 
 
 
Otra vez el ultimo cabo debajo del segundo y tercero (foto de abajo), y así siguiendo los mismos pasos hasta el final de los cabos.
 
 
 Poner la trenza sobre una bandeja cubierta con papel de horno.
 
 
 
Cubrirla con  papel de plástico y dejar fermentar 2 horas.
Sacar delicadamente el plástico (para no romper la trenza), pincelar la trenza con el huevo batido con la leche como explicado arriba y cocer de la misma manera que el brioche tradicional.
 
 
 
!MUY BUENOS DIAS¡¡¡¡¡
 
 
 
 
 

Girelle Di Pane Al Basilico Con Ricotta, Pomodorini e Parmigiano

 
500 G Harina de media fuerza
280 G Agua
10 G Levadura
250 G Queso ricotta
10 G Sal
20 G Aceite de oliva
20 G Mantequilla
250 G Tomatitos
1 Manojo de albahaca
Virutas de queso Paemigiano
 

Amasar la harina con el agua , el aceite y la mantequilla.  Pasados unos 5 minutos añadir la sal, amasar un minuto mas y luego añadir la levadura. Amasar un par de minutos mas. Dejar reposar 4 horas en nevera. Extender la masa, poner encima unos 150 g de queso ricotta  y amasar otra vez. Dejar reposar 20 minutos. Preparar los tomatitos: cortarlos en 4 y quitar las semillas, añadir la albahaca troceada y aliñar con aceite y sal. Extender la masa  en un rectángulo de medio centímetro de grosor, colocar encima los tomatitos, la ricotta que queda en trocitos y unas virutas de queso parmigiano.

Enrollar. Cortar el rollo en rodajas de unos dos centímetros y colocarlas encima de una bandeja de horno ligeramente untada con aceite.

Dejar fermentar de media hora a 45 minutos cubiertas con plástico, y cocer a 220 grados durante 15 minutos aproximadamente.

 


  • Giovanna Peracchia

  • Las Clases de Giovanna

    En cada clase, prepararemos los platos del menú del día, que podréis degustar al momento. Os enseñaré los trucos y los pequeños detalles, que hacen que el plato resulte realmente especial. Sorprenderéis y haréis felices a vuestra familia y amigos!

    Ese día no desayunéis… cocinaremos y comeremos juntos.

    Las clases se tendrán en Calle Teodora Lamadrid 31 Barcelona, local a pie de calle
    giovannaperacchia@hotmail.com

  • Recent Posts

  • Categories

  • Pages

  • Un especial agradecimiento a

    Montse Margarit por las fotos usadas en la web y en el blog
  • Advertisements