Lasagne Al Ragú

LE LASAGNE: solo con pronunciar la palabra se me hace la boca agua. Desde siempre es uno de mis platos favoritos, comparto totalmente lo que dice Garfield: ¿que sería el mundo sin “le lasagne”?
Para mi es el “comfort food” mas reconfortante, junto con el chocolate, obviamente. ¿Te falta cariño? Un buen plato de “lasagne” te lo puede momentáneamente sustituir….
Representa las reuniones familiares del domingo, ¡todos sentados alrededor de una gran mesa y una gran fuente de “lasagne” fumante (¿se dice? en italiano lo decimos así..) en el medio!
Es un plato entretenido de realizar pero para nada difícil. Calculad unas dos o tres horas para tenerlo hecho. Lo que hago a veces, es preparar el día antes la salsa boloñesa, que tarda bastante tiempo en estar lista. Un consejo, cuando hagáis la salsa boloñesa, aprovechad para hacer mas cantidad, se puede congelar y un día que vayas de prisa, la tendréis lista para un buen plato de pasta!
Lo bueno de las “lasagne” es que se pueden guardar hechas un día en la nevera o bastantes en el congelador, por eso es muy cómodo cuando se tienen comidas o cenas con bastantes personas,  ¡se preparan en adelantado, sin estresarse al ultimo momento!
 
SALSA RAGÚ (BOLOÑESA):
500 G Carne picada de ternera
250 G Salchichas o picada de cerdo
2 Latas de tomate troceado o 1 L Passata de tomate (en tiendas italianas)
2 Cucharadas de concentrado de tomate
1 Puerro
1 Zanahoria
1 Cebolla
1 trozo de apio
medio vaso pequeño de vino licoroso, tipo marsala o jerez
1 Diente de ajo
Aceite, mantequilla, sal y pimienta
 
BECHAMEL:
1,5 L Leche entera
100 G Harina
100 G Mantequilla
 
PASTA:
200 G Semola de trigo duro
100 G Harina
3 Huevos
1 Pizca de sal
             o
300  G Laminas de lasaña ya hechas
 
Queso parmesano rallado
Albahaca
 
Ragú o Salsa Boloñesa: picar finamente la cebolla, el ajo, la zanahoria, un trozo de apio y el puerro. En una olla poner las verduras picadas, la mantequilla (50 G) y un chorrito de aceite. Sofreír las verduras a fuego lento, añadir la carne picada y la salchicha desmigada, remover bien y dejar sofreír 5-10 minutos. Añadir un poco de vino licoroso (o bien vino blanco) y dejar evaporar bien.  Añadir luego el tomate troceado de lata (o triturado , según el gusto) y el concentrado, regular de sal y pimienta y añadir una cucharadita de azúcar.  
 
Dejar cocer de dos a tres horas a fuego lento. Es ideal prepararlo el día antes.
 
Bechamel: sobre el fuego derretir la mantequilla con el harina, removiendo bien con unas varillas. Apartar del fuego y añadir la leche poco a poco sin dejar de remover con las varillas, encuentro que esta es la mejor manera para que no se formen grumos. Volver a poner sobre el fuego y llevar a ebullición, regular de sal y pimienta y reservar.
 
Pasta: si queréis hacer la pasta en casa, seguid las instrucciones del post antiguo “Tortelloni di ricotta con verdurine e burrata”.  
Que la compréis hecha o la hagáis en casa, hay que cocer la pasta en abundante agua salada durante unos tres minutos, escurrirla y lavarla con agua fría. Es bueno añadir un chorrito de aceite al agua, para que las laminas de pasta no se peguen. Es el UNICO caso donde pongo un poco de aceite en el agua. Cuando se cuece pasta normal, ¡no hace falta en absoluto! Entonces, si vais a usar las laminas de pasta acto seguido, las podéis poner colgando sobre las paredes del escurridor, como en la foto. En caso contrario mejor extenderlas sobre trapos limpios de cocina, haciendo capas, pasta y trapo, ya que si se dejan en contacto mucho rato unas con otras se pegarían.
 
                        
Hay marcas de pasta para lasaña, que dicen que no hace falta cocerla previamente, yo prefiero hacerlo porqué me a pasado a veces que sin cocerla el resultado final era un poco seco. Si no queréis hacerlo, os aconsejo hacer una bechamel mucho mas liquida, usando dos litros de leche en lugar de 1 y medio como indico arriba.
Ya están los ingredientes listos: pasta, salsa, bechamel, albahaca y parmesano rallado.
 
 
Empecemos a preparar la lasaña: cubrir la base de una fuente de horno con una capa de bechamel y una de salsa bolognesa, seguir con una de pasta,  bechamel, salsa boloñesa,  parmesano y albahaca, otra vez pasta, bechamel, salsa, parmesano y albahaca, hasta agotamiento de los ingredientes. Acabar con una espolvoreada de parmesano y unos trocitos de mantequilla.
 
 
      
 
Meter la lasaña en el horno ya caliente a 180 º durante una media hora. IMPORTANTE: hay que dejar reposar la lasaña fuera del horno como mínimo media hora antes de servirla.
 
 
Nota: lo del albahaca es un añadido mio, en la receta original no está, pero encuentro que da un toque fresco a un plato que es bastante pesado. ¡Probadlo!
Advertisements
Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Giovanna Peracchia

  • Las Clases de Giovanna

    En cada clase, prepararemos los platos del menú del día, que podréis degustar al momento. Os enseñaré los trucos y los pequeños detalles, que hacen que el plato resulte realmente especial. Sorprenderéis y haréis felices a vuestra familia y amigos!

    Ese día no desayunéis… cocinaremos y comeremos juntos.

    Las clases se tendrán en Calle Teodora Lamadrid 31 Barcelona, local a pie de calle
    giovannaperacchia@hotmail.com

  • Recent Posts

  • Categories

  • Pages

  • Un especial agradecimiento a

    Montse Margarit por las fotos usadas en la web y en el blog
%d bloggers like this: